¿Qué hacer en Chihuahua?

Barrancas del cobre

Chihuahua es el estado más grande de la República Mexicana, pero más allá de eso, es sin duda alguna, un GRAN ESTADO que ofrece al viajero mucho más que bellos paisajes montañosos, Chihuahua está lleno de Cultura, Naturaleza y mucha, mucha aventura.

Tan solo enlistar los atractivos turísticos de Chihuahua capital nos llevaría un gran espacio, basta con decir que hay una gran cantidad de espacios dedicados a la Cultura como el Museo Sebastián, el Museo del Mamut o el Centro Cultural Universitario Quinta Gameros entre otros, como también los sitios que son en sí mismos parte del Patrimonio Histórico de la Nación como el Calabozo de Hidalgo, el Palacio de Gobierno (donde fue fusilado el Padre de la Patria), el Museo de la Lealtad Republicana (sitio nombrado por Benito Juárez Palacio nacional y desde donde dirigió al país un par de años) o la casa donde vivió Francisco Villa hasta antes de ser asesinado.

A unas cuantas horas de distancia se encuentra Creel, un hermoso Pueblo Mágico que fue fundado en 1907 y que no podemos dejar de mencionar, enclavado en la imponente Sierra Madre Occidental es un lugar pequeño en dimensión, pero enorme en atractivos y Cultura, aquí además de los majestuosos paisajes podrás estar en contacto con los Rarámuris visitando la Misión de San Ignacio, el Valle y Lago de Arareko y aprender sobre su milenaria Cultura.

Creel es la entrada a un viaje imperdible e inolvidable, desde aquí puedes llegar a las aguas termales de Recowata, descubrir las Cuevas Tarahumaras, conocer los distintos valles que hay en la zona como de las Ranas y el de los Hongos, donde la naturaleza te abrazará; visitar la asombrosa cascada Cusarare, una impresionante caída de agua de 30 m de altura y de una fuerza apabullante en verano o una espectacular vista si la visitas en invierno y está congelada.

¿Qué hacer en Chihuahua?

Un infaltable es el Museo Menonita, donde además de conocer sobre este característico grupo del norte de México tendrás la oportunidad de aprender sobre sus usos y costumbres, así como disfrutar de su gastronomía ¿quién no ha comido un rico queso hecho por estas manos? Aquí es como estar en una cápsula del tiempo, la arquitectura, los artículos, el paisaje, todo te hará sentir que estás en una dimensión muy poco conocida.

Por supuesto que el viaje no puede terminar aquí, Creel es uno de lo dos sitios de partida del admirado recorrido del Tren Chepe (el otro está ubicado en Los Mochis, Sinaloa). Esta ruta férrea atraviesa el sistema de barrancas de la Sierra Tarahumara, un majestuoso escenario de 60 mil kilómetros cuadrados formado por 9 barrancas: Barranca de Urique, Barranca Sinforosa, Barranca de Batopilas, Barranca de Candameña, Barranca de Chínipas, Barranca de Septentrión, Barranca de Oteros, Barranca de Tararecua y la Barranca del Cobre, que es la que da el nombre al conjunto: BARRANCAS DEL COBRE.

Divisadero es otro infaltable en este viaje, es un parque temático en el que vivirás la aventura al máximo: tiene el 3er teleférico más grande del mundo, siete tirolesas, paseos a caballo o en bicicleta de montaña y además podrás practicar rappel y visitar la zona arqueológica y las comunidades de la región entre muchas otras actividades.

Este viaje te dejará experiencias inolvidables, entre ellas las vistas espectaculares en el Mirador de Oteros, ya muy cerca de un pueblo llamado Uruachi, desde donde tu mirada abarcará hasta Sonora, estado vecino de Chihuahua.

Chihuahua es esto y muchísimo más, no te pierdas la oportunidad de conocer no solo un estado grande, aventúrate a disfrutar de UN GRAN ESTADO.