¿Qué hacer en Guadalajara?

Haciendas Tequileras en Jalisco

Haciendas tequileras

Si eres de carácter cultural, “La ruta del tequila” es algo que no debes dejar pasar desapercibido. En este #lexgotour existen algunos atractivos que te brindarán una experiencia increíble: Quizá éste sea el atractivo más evidente de la ruta del tequila, pero definitivamente no el menos importante. Al final, este circuito turístico no podría existir sin las grandes casas productoras de tequila, quienes preservan la tradición de producirlo de forma artesanal desde hace más de 200 años. Caminar por los pasillos de estas haciendas y encontrar las destilerías te hará recordar las grandes historias que marcan el pasado de esta singular bebida. Además, al hacer una visita guiada podrás escuchar los intrigantes mitos y leyendas propios del México postrevolucionario.

Si tus gustos sobre la historia son algo que te conmueve y motiva, no debes perderte los “Campos de agave”, pues más allá de ser la estrella de la corona de Jalisco y ser reconocidos como Patrimonio Natural de la Humanidad por la UNESCO, estas plantaciones tienen una magia muy especial, pues tienen el poder de hacerte sentir una conexión única con la tierra junto al contraste entre el suelo árido y las grandes cosechas los vuelven todo un espectáculo para los ojos. Y si todo esto no fuera suficiente, presta mucha atención… Puede ser que entre las pencas de los agaves encuentres a un jimador quién te enseñará como plantarlos, cuidarlos y cosecharlos. ¡Incluso, puede que te de algunos cuantos consejos sobre dónde conseguir los mejores productos de agave! ¿te late?

El pueblo mágico de Tequila

Al centro de la Ruta del Tequila, se encuentra el pueblo que concentra lo mejor de este recorrido. En él podrás conocer las principales destilerías de México y el mundo, escuchar asombrosas leyendas, visitar el Centro cultural Juan Beckmann y, sobre todo, enamorarte de la cultura del tequila. Recuerda que éste, más que una bebida es sinónimo de amigos, familia, tradiciones y buena vida.

Cascada los Azules en Jalisco

La Magdalena

Otro de los atractivos imperdibles de esta ruta son las minas y las artesanías de Ópalo que puedes encontrar en La Magdalena, un pequeño poblado a escasos 20 minutos de Tequila. Éste tuvo su auge en los años cincuenta cuando se descubrieron las minas de aquella piedra preciosa. Hoy, se ha convertido en uno de los pocos destinos donde se puede emprender la aventura dentro de una mina. Aunado a esto, se considera que los recorridos turísticos en las minas de La Magdalena son los más bonitos de todo México. Además, cerca de las minas siempre encontrarás los famosos bazares de artesanías donde podrás comprar bonitos recuerdos hecho de ópalo para recordar tu visita a la ruta del Tequila.

Cascada Los Azules

Literalmente, a unos cuantos pasos del centro de Tequila, sobre la calle Sauces, podrás encontrar uno de sus secretos mejor guardados, La Cascada Los Azules, llegar a esta caída de agua es una de las actividades más extremas que encontrarás en la zona. Si bien, no existe ninguna restricción, has de tener en cuenta que el trayecto implica caminar por una zona montañosa. Si decides aventurarte, te recomendamos utilizar tenis, ropa cómoda y llevar la menor cantidad de objetos posible. ¡Solo no vayas a olvidar la cámara! Estamos seguros de que querrás capturar cada momento.

Guachimontones

Un sitio arqueológico de los más misteriosos. Guachimontones o la zona arqueológica de Teuchitlán es uno de los atractivos en el que podrás conocer unas construcciones cónicas que han intrigado a los mejores arqueólogos del mundo. Hasta el momento se cree que fue un centro ceremonial de adoración al dios azteca del viento, Ehécatl.

¡Tren a tequila!

Como dice aquella frase popular, "siempre dejamos lo mejor para el final". Pues, ésta no será la excepción. Si bien, todos los atractivos son una maravilla que debes visitar, éste le dará un plus a tu viaje. Pocos son los destinos en México donde aún puedes utilizar el tren como medio de transporte y son aún menos los que tienen trenes de lujo. En este sentido, pasear por la ruta del tequila se vuelve inolvidable cuando revives la vieja tradición ferrocarrilera. Sólo imagina, viajarás con clase y elegancia a bordo de una réplica exacta de un tren del siglo XIX.