Isla Mujeres

Isla Mujeres

Aunque en México hay muchos Pueblos Mágicos, visitar éste que además es el primer punto del territorio nacional tocado por el sol en cada amanecer, está en medio del paradisiaco Mar Caribe ¡es magia pura! Sin duda pocos pueblos pueden reunir tantas emociones en un territorio tan reducido.

El deleite inicia desde el traslado, cruzar las aguas azul turquesa que separan esta isla del continente, sin importar el tipo de embarcación, es una aventura. Desde una pequeña lancha de pasajeros con fondo de cristal hasta los grandes ferries, incluidos los divertidos catamaranes, todos nos regalan majestuosos paisajes marinos únicos e inolvidables.

Estando en tierra, rodearla es relativamente fácil, tanto por mar como en la calle que da la vuelta completa, las dos son formas que todo viajero debe tomar porque las diferencias evidentes permiten conocer mucho mejor este destino. Si el recorrido es marino tendrás oportunidad de parar en alguno de los muchos arrecifes que rodean la isla, claro que para los menos preparados será mejor hacerlo del lado que mira hacia Cancún, lejos de mar abierto.

Entres los muchos atractivos marinos de Isla Mujeres están el arrecife Piedra Atravesada, la Cueva de los tiburones dormidos, el arrecife Manchones, el islote llamado El Yunque, el parque natural El Garrafón, el Museo Subacuático de Arte MUSA, el parque nacional acuático El Farito, la Cruz de la Bahía o Isla Contoy; todos de características únicas y belleza extraordinaria.

Isla Mujeres

Estando en tierra empezar por las playas es casi obligado, Playa Norte o Playa Lancheros son una buena opción. Lo ideal es recorrerlo todo, la costumbre es rentar un carrito de golf y lanzarse a la aventura, así podrás llegar al Parque Escultórico Punta Sur, donde se alberga la obra que 23 creadores de diversas naciones hicieron inspirados en el medio ambiente y donaron a este lugar; la disposición de las esculturas hace que el recorrido culmine con el adoratorio maya a Ixchel —Diosa de la fertilidad—, a cuyos pies, en el mar está el parque Garrafón. También puedes visitar el Museo Hacienda Vista Alegre mejor conocido como la Hacienda del Pirata Mundaca, ya que se dice que fue construida en el siglo XIX por el español Fermín Mundaca y Marecheaga, quien se cree fue un pirata que enamorado de una bella mujer de la isla y en busca de su amor, le construyó la casa y al no obtener los favores de su amada, enfermó y murió de desamor.

Por cierto, el nombre Isla Mujeres se debe a que, al llegar los conquistadores encontraron una gran cantidad de estatuas femeninas hechas de barro, y si relacionamos esto con el adoratorio a Ixchel, seguramente es que los mayas le atribuían a esta tierra un importante y fuerte vínculo con lo femenino.

Mucho más es lo que podemos decir de este destino, sus festivales marinos, su deliciosa gastronomía, el avistamiento de ballenas, los torneos acuáticos; mucho es lo que hace Isla Mujeres un infaltable en un recorrido por el Caribe Mexicano.